Los modelos a seguir son importantes

Sor Isolina Ferré, fue mi referente cuando me criaba en el barrio La Playa de Ponce, pero también el de muchas personas en todo Puerto Rico.


Nacer en Ponce es una cosa, pero ser del barrio La Playa de Ponce es otra… Siempre se habla por ahí de ese orgullo ponceño, pero ha quiénes les parece exagerado, ¡es porque no conoce a alguien nacido y/o criado en La Playa! Y hablando del barrio, los centros Sor Isolina Ferré son parte crucial de la historia playera, pero también de la mía.


En este artículo escrito por la periodista Sandra Torres, cuento primero, por qué Sor Isolina Ferré fue el mayor referente y modelo a seguir que tuve durante mi infancia y juventud. En segundo lugar, menciono algunos recuerdos de esa época y algunas anécdotas que incluye a artistas como Danny Rivera y hasta Ricky Martin, de quien siempre he sido su "fan", pero no he tenido la oportunidad de conocer.


La Playa de Ponce es un barrio bastante grande, rico en historia y con muchos sectores con nombres distintos. Yo me crié entre el sector Puerto Viejo y La Palmita. En Puerto Viejo todavía vive mi padre (originalmente la casa de mi abuela hasta que falleció) y en La Palmita tenemos la casa de mi mamá, que está rentada y era donde dormía (porque se puede decir que vivía entre mi casa y la de mi abuela).


Sister Isolina Ferré (la Sister) vivía cerca de mi casa en La Playa. Desde pequeña fui testigo del impacto de los Centros que llevan su nombre, conmigo, pero también con muchas otras personas del barrio. Aunque no tuve modelos a seguir en la ciencia, mientras crecía en La Playa, la Sister y su obra fue un referente culturalmente relevante para mí. Mi vocación de servicio nació de su ejemplo, creció a través de mi vida escolar en el sistema público de enseñanza y más adelante, cuando ya era universitaria en el Colegio de Mayagüez y en Ohio State University. Desde pequeña, supe que quería ser científica, y aunque no sabía como esa carrera me permitiría servir a otros, poco a poco mi niña Borinqueña lo descubrió. El mayor manifiesto de esa vocación de servicio, ocurrió a través de los años junto a organizaciones como Ciencia Puerto Rico, Casa Pueblo, la Sociedad de Microbiólogos de Puerto Rico, La Sociedad Americana para la Microbiología y más reciente con la iniciativa IF/THEN, entre otros.


Cuando recibí en el año 2021, El Premio Sor Isolina Ferré a la Excelencia en el Servicio al Prójimo, por parte de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, sentí un significado especial. Ese premio, celebra su obra y su ejemplo de servicio al prójimo a través del reconocimiento a otros líderes y lideresas comunitarios que como ella, han sido un modelo a seguir de servicio a Puerto Rico. Y esa persona, cuyo rostro estaba tallado en la medalla que recibí, era la Sister, una mujer que fue mi referente, parte de mi comunidad y a la cuál vi desde pequeña tantas veces. Ahora, yo me convertía en parte de su gran legado. La Dra. Antonia Coello de Novello, otras de las galardonadas, dijo el día de la premiación: "El servicio es la renta que pagamos por vivir". No puedo estar más de acuerdo.

Recibir el Premio, también me hizo reflexionar de nuevo sobre aquellos tiempos cuando me criaba en La Playa, pero también en el significado de los Centros para el barrio y Puerto Rico. Porque ese lugar lo he visto siempre como un lugar disruptivo (una de mis palabras favoritas). Disruptivo porque interrumpe de forma súbita el flujo de un sistema opresor que pretende definir a las personas por su lugar de origen, raza, género, nivel económico y otros, el lugar al que pertenecen en la sociedad y el impacto que pueden tener en ella. Desde afuera, para muchos que no han vivido la pobreza, la necesidad y no crecieron en comunidades de bajos recursos como yo, estos lugares como los Centros Sor Isolina Ferré, les pueden parecer centros de caridad, pero no, por el contrario, son lugares de inversión en el potencial humano. La Sister sabía bien lo que hacía, por algo le decían "el ángel de La Playa". Cuánto hubiera deseado ya con mi madurez, haber podido tener una conversación con ella, como las que tenía con mi amada Tinti Deyá en Casa Pueblo.

Ahora, en un aspecto menos serio y siguiendo con el artículo que menciono arriba, también comento en él mismo, anécdotas que tengo relacionadas a la Sister y que me influenciaron mucho. Por ejemplo, desde hace muuuuchos años, quería realizar un proyecto sobre ciencia que incluyera personalidades famosas de otras áreas como la música, el arte, el deporte, etc. Pero no fue hasta que hice realidad mi sueño de producir y animar el show de televisión La Fórmula STEAM, que se materializó esa idea tal como lo imaginaba. Esa idea realmente se origina del hecho de que para mí, la Sister era una “influencer” de sus tiempos (en aquel entonces no sabía lo que era un "influencer") y llevaba a los Centros en La Playa a distintos artistas y personalidades para que apoyaran su proyecto. Recuerdo que Danny Rivera visitaba mucho los centros y tengo una anécdota increíble relacionada a ¡Ricky Martin!

gif

Resulta que una vez, se escuchó el ruido de un helicóptero en el barrio. Todos salieron corriendo porque se había regado el rumor de que era Ricky Martin quien llegó en el helicóptero para visitar a la Sister en su casa. Hasta hace poco llegue a pensar que era una leyenda urbana… pero resulta que el señor Ángel Torres, con quien colaboro en una junta directiva y quien presidía Bacardí para ese tiempo, me confirmó que el suceso fue real porque ¡fue él mismo quien coordinó la visita! Wow. el mismo día, justo antes de mi entrevista con Sandra, confirmé que la visita fue real...

gif

Por si acaso, aquí les dejo la foto histórica que Ángel me hizo llegar. Me pregunto, ¿qué recuerdos tiene Ricky Martin de esa visita tan especial? Lo que estoy segura, es de que él veía en la sister un modelo a seguir de servicio y puedo pensar que debe haber influenciado en algo sus propios proyectos filantrópicos y sociales que desarrolló años después.

Foto cortesía de Angel Torres (a la izquierda), seguido de Sor Isolina Ferré, Ricky Martin y Marie Estela Cestero
Foto cortesía de Angel Torres (a la izquierda), seguido de Sor Isolina Ferré, Ricky Martin y Marie Estela Cestero

Y es que como dije en el título, los modelos a seguir SON importantes. Le pueden cambiar la vida a cualquiera sin saberlo, representan motivación, esperanza, lucha y entrega. Sin embargo, los modelos a seguir no son personas perfectos, si no, personas que inspiran con sus virtudes y defectos. Son referentes que nos permiten mirar hacia dónde queremos llegar. Si piensas que los modelos a seguir no son importantes, piénsalo de nuevo. Necesitamos modelos a seguir en todas las áreas, pero más que nada, necesitamos visibilizarlos.


Por eso, agradezco inmensamente a Sandra Torres, por interesarse en mi historia y darle visibilidad. Para su conocimiento, conocí a Sandra en el año 2013, cuando me hizo una entrevista para prensa escrita. Nos sentamos en los jardines del Centro Sor Isolina Ferré a conversar. Y ahora en el 2022, hemos repetido el lugar en esta 2da entrevista, después de casi 10 años de experiencias, logros y fracasos, de esta científica y ponceña hasta en la Luna.


279 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo